Granada Psicoterapia
"Sentirme comprendido y apoyado me ayudó a entender lo que me pasaba. Me ofreció herramientas para hacer frente a situaciones y cambiarlas."
                  (comentário de un cliente)
Email: granada.psychotherapy@gmail.com
Phone: +34 633 719 671

El Análisis Transaccional

El Análisis Transaccional (AT) fue desarrollado por primera vez en la década de 1960 por el Dr. Eric Berne como una teoría del comportamiento humano, la personalidad y la comunicación. Buscando una forma más efectiva de tratar a sus pacientes, Berne combinó los mejores principios del psicoanálisis con ideas del conductismo, la psicología humanista y la investigación del cerebro de la época. El AT es ahora un enfoque psicológico ampliamente respetado y tiene aplicaciones en muchos sectores, incluyendo el Asesoramiento y la Psicoterapia, la Educación, Negocios/Gestión y la Medicina.

 

Los profesionales que practican esta forma de terapia hacen uso de una amplia gama de herramientas que tienen asociaciones en otras modalidades psicológicas como la Psicodinámica, la Cognitiva Conductual, la Relacional y la Terapia Centrada en la Persona. Como tal, el AT tiene un nivel de flexibilidad que lo convierte en un método altamente eficaz de articular una serie de direcciones potenciales para cualquier trabajo terapéutico.

 

En lugar de centrarse en las patologías, el AT se centra en las fortalezas del cliente con el fin de ayudarle a salir de lugares donde se siente atrapado cuando experimenta una crisis en su vida. El terapeuta no supone que la «relación de asesoramiento» por sí misma producirá todos los cambios deseados, sino que utiliza modelos efectivos para desarrollar un análisis de los problemas del cliente y acordar un contrato para los cambios que él o ella hará, reclamando su propia autonomía.

 

La belleza del AT está en su profundidad, así como en el uso de un lenguaje fácilmente comprensible. Como puede ver a continuación, los conceptos del AT son muy accesibles; las personas pueden identificarse inmediatamente con ellos, mientras que el trabajo dentro de la sala de consulta se realiza a un nivel profundo para promover cambios significativos y duraderos.

Algunos conceptos clave en el Análisis Transaccional

Los Estados del Yo

Se refieren a los tres distintos componentes internos de nuestras personalidades: los estados del yo Padre, Adulto y Niño. Cada uno de ellos es un sistema completo de pensamientos, sentimientos y comportamientos desde el cual interactuamos con nosotros mismos, con situaciones de la vida y con otras personas. Este modelo es muy útil para comprender y fortalecer nuestros recursos internos al lidiar con las dificultades y mejorar la forma en que nos relacionamos con los demás y con nosotros mismos.

 

Key Concepts in Transactional AnalysisLas Transacciones

Se refieren a intercambios de comunicación verbal o no verbal entre personas, donde un estado del yo de una persona envía un mensaje a un estado del yo de otra persona. Ser conscientes de la forma en que interactuamos con los demás es una herramienta inestimable para gestionar mejor nuestras relaciones y mejorar la forma en que experimentamos el mundo.

 

Las Caricias

Se refieren a reconocimientos verbales o no verbales, positivos o negativos que damos y recibimos de otros. Ser considerado a través de un saludo, un cumplido o un toque en el hombro es tan crucial para nuestro bienestar como lo es que los bebés sean físicamente cargados, alimentados y hablados. Sin embargo, a veces en nuestra vida adulta nos privamos de caricias o luchamos con formas poco saludables de ser vistos, de obtener sostenimiento y obtener la atención o el afecto que necesitamos. Identificar nuestros patrones de caricias nos ayuda a satisfacer nuestras necesidades y mejorar nuestras relaciones interpersonales.

El Descuento

Se refiere a un mecanismo interno que implica minimizar o ignorar algún aspecto de nosotros mismos, de otras personas o de la situación por la que estamos pasando. Sin darnos cuenta, podríamos estar descontando nuestras habilidades, nuestros problemas o las opciones que tenemos disponibles. El descuento no es una forma eficaz de resolver problemas y desarrollar. Al ajustar este mecanismo, mejoramos nuestras posibilidades de estar satisfechos y llevar una vida plena.

 

El Guión

Se refiere a un plan de vida inconsciente basado en decisiones tomadas en la infancia, en un intento de lidiar con sentimientos que no recibieron una respuesta adecuada. Fuera de la conciencia, cuando estamos «en el guión», continuamos a utilizar las estrategias que desarrollamos en nuestra infancia, incluso cuando esto resulta en dolor o derrota. Los terapeutas del AT ayudan a los clientes a tomar conciencia de esos patrones auto-limitantes y a actualizar sus creencias básicas. Esto permite que las personas estén más presentes, respondan mejor a situaciones en el aquí-y-ahora y, en última instancia, se vuelvan más felices.

 

Estoy bien, tú estás bien

La perspectiva de una persona sobre la vida tiene un profundo efecto en la forma en que interpreta su mundo y vive su vida. Cómo me veo a mí mismo y a los demás, y la forma en que percibo que los demás me ven – positiva o negativamente – afectan mis interacciones diarias. «Estoy bien, tú estás bien» es la posición más saludable en la vida y significa que me siento bien conmigo mismo y que aprecio a los demás y su competencia. Esto no implica necesariamente la aprobación del comportamiento de la otra persona o de todos los aspectos de uno mismo. Se trata de la aceptación incondicional y la valoración de uno mismo y de los demás, lo que conduce a formas de pensar, sentir y comportarse que promueven la salud psicológica y el bienestar.

 

El Contrato

Se refiere a un acuerdo celebrado tanto por el cliente como por el terapeuta para buscar los cambios específicos que el cliente desea. La práctica de la contratación subraya la importancia de la apertura, la comunicación clara y el respeto mutuo. Se basa en el principio del AT de que todos somos capaces de decidir por nosotros mismos qué es lo que queremos para nuestras propias vidas. Esto implica que el terapeuta haga comprobaciones frecuentes de que él y el cliente están progresando juntos en una dirección acordada.

Si cree que se beneficiaría de hablar confidencialmente sobre cualquier inquietud que pueda estar experimentando, cualquiera que sea, comuníquese conmigo para obtener más información o para reservar una consulta inicial gratuita.